El Sistema de Posicionamiento Global (GPS) puede utilizarse para determinar posiciones, altitudes y velocidades tanto en la Tierra como en el espacio.

La tecnología de GPS tiene, por tanto, multitud de usos o aplicaciones


Posicionamiento: la aplicación más obvia del GPS es la de determinar una posición o localización.

El GPS es el primer sistema que permite determinar con un error mínimo nuestra posición en cualquier lugar del planeta y bajo cualquier circunstancia.

Navegación: dado que podemos calcular posiciones en cualquier momento y de manera repetida, conocidos dos puntos podemos determinar un recorrido o, a partir de dos puntos conocidos, determinar la mejor ruta entre ellos dos.

Seguimiento: mediante la adaptación del GPS a sistemas de comunicación, un vehículo o persona puede comunicar su posición a una central de seguimiento.

Nuestros sistemas con GPS lo pueden ayudar en varios aspectos como:

  • Rastreo satelital de vehículos y mercaderia.
  • Censos de estructura ( vial, iluminación, torres de tensión, etc)
  • Medición de superficies agrícolas y forestales.
  • Redes de autobuses, navegación aérea y marítima, topografía, hidrografía, obras, etc.


Escribe tu review
1
2
3
4
5
Enviar
     
Cancelar

Escríbenos un review